viernes, 3 de abril de 2020

Sobre la utilización de medios electrónicos y redes sociales


Aprovechamos esta comunicación para transmitiros un toque de energía y positivismo que os permita, a todos, tener los ánimos suficientes para superar esta pandemia que estamos padeciendo por causa del COVID-19. 

Es conocido que vivimos en el mundo de la era digital y que todas nuestras actividades las realizamos utilizando esas herramientas que tenemos a nuestra disposición y que son los correos electrónicos, las páginas webs o las plataformas como Facebook, Messenger, Twitter, LinkedIn, Instagram, Apps, entre otras. Ciertamente, desde esas direcciones o plataformas y en base a la libertad de expresión, todo el mundo tiene derecho a pronunciarse, pero hay que poner atención a escritos que, desde esas direcciones o plataformas, se exponen y que, en sus contenidos, reflejan ir en contra de otras organizaciones o de personal propio de la Federación. 

Ante estos escritos, se ha de señalar que, desde la Federación, siempre se intenta poner solución a los problemas surgidos, sea del tipo que sean. Por lo que la Asamblea General, la Comisión Delegada, la Junta Directiva y demás órganos técnicos de la Federación, toman las decisiones que correspondan según las circunstancias valoradas pudiendo, no obstante, no ser del agrado de todos. 

Nuestro deporte está en constante evolución, no hay nada más que recordar que para participar en las pruebas, éramos nosotros los que teníamos que pintar en un mapa nuestro recorrido. Y esto ha sucedido no hace muchos años. No obstante, como todo en la vida, este deporte también ha evolucionado gracias al esfuerzo de muchos y también se han corregido y modificado todas las normas, reglamentos y actividades de las diversas especialidades que componen el conjunto de la Orientación. 

Hoy, como siempre, la Federación está dispuesta a ayudar a los clubes y orientadores en el ámbito de su competencia. Para el buen desarrollo de la actividad deportiva, con carácter anual, la Federación se encarga de elaborar nuevas normas que atienden a las nuevas situaciones surgidas. La mayoría de las veces estas normas son acertadas, pero en otras en las que no se han tomado las decisiones correctas, desde la Federación se rectifica escuchando las voces de los federados, para que todo se adapte a las necesidades de la inmensa mayoría. 

Todos los Clubes pueden organizan sus pruebas y pueden recibir ayudas de los jueces con la función de asesorarles en posibles mejoras para el buen desarrollo de esas competiciones. Todo ello, cumpliendo siempre con la normativa anual y con el reglamento de competición vigentes elaborados desde la Federación. Además, cuando estos clubes organizan sus competiciones, la Federación también pone a su disposición la Dirección Técnica, que es un organismo que les dará un plus más de ayuda y que, dentro de sus funciones, les permitirá que la competición, tanto en su planteamiento como en ejecución, se desarrolle de la forma correcta. 

Sin embargo, aunque la Federación siempre está ahí dispuesta a ofrecer su ayuda, en ocasiones surgen conflictos entre personas que manifiestan opiniones y actitudes encontradas. 

Por todo lo dicho, la FEMADO rechaza el envío masivo de información de carácter privado entre clubes y que no sea de interés general, aunque sí que estará siempre a disposición de todo lo que tenga que ver con la organización de las diferentes pruebas.