lunes, 6 de agosto de 2018

Crónica Escuela de orientación Suarez Somontes



Por segundo año, el CEIPSO Suárez Somonte de Cenicientos compitió en la Liga Escolar Madrileña de Orientación. Más de 20 alumnos participaron a lo largo de la temporada en alguna de las distintas pruebas del calendario escolar y también en algunas de las pruebas de la Liga Madrileña, como su primera prueba de Sprint en Navalcarnero. Todo un éxito y algo impensable cuando hace dos años este pequeño colegio de la Sierra Suroeste eligió esta maravillosa disciplina como parte de su oferta en el marco de Institutos Promotores de la Actividad Física y el Deporte. Eduardo Gil y Andreu Blanes fueron sus guías y transmitieron desde el primer día su pasión por este deporte que es ya una de las señas de identidad del colegio e incluso del pueblo y de sus chicos. 

No hubo suerte en el estreno en la Casa de Campo donde una climatología muy adversa dejó a los chicos helados (también alguna que otra de sus cabezas y brújulas) pero supieron sobreponerse, perseverar y competir en cada una de las pruebas, consiguiendo terminar la temporada con buenas clasificaciones tanto por equipos como individuales, dando un pasito más a nivel competitivo, pero sobre todo dando un paso más en el disfrute y el placer de viajar en equipo, convivir y salir a correr y disfrutar de la naturaleza en otros lugares, un espíritu que les llevó hasta Barcarrota en Extremadura para competir en el CECEO y vivir durante días una experiencia de esas que siempre recordarán. 

En la última prueba en Peguerinos, además de recibir sus premios por su gran temporada tanto Claudia Martínez como Álex Tiron, es obligado destacar que más de una decena de niños de categoría benjamín y alevín debutaron y completaron su primer open, sin duda la cantera está garantizada y el futuro de la Orientación en Cenicientos promete seguir creciendo tanto en la cantidad de participantes como en el nivel de los mismos y la temporada que viene veremos por primera vez a chicos de categoría benjamín participar con asiduidad, la historia de la Orientación en Cenicientos y en el CEIPSO Suárez Somonte todavía está en sus primeras páginas, pero promete ser una historia larga y llena de aventuras.